Inteligencia artificial cuántica

Desde el Centro de Física Teórica del MIT y en colaboración con Google, se ha logrado dar un nuevo paso hacia lo que podríamos llamar inteligencia artificial cuántica. Por el momento se trata de una red neuronal para clasificación que es capaz de emplear, como sustento para la información, el qubit en lugar del clásico bit. Este detalle es sumamente importante ya que el clásico bit almacena dos estados (1-0) pero le qubit puede contener, además de los dos estados clásicos (1-0), una superposición de ambos. Esta forma de representar la información no solo permite aumentar la densidad de datos sino que abre un nuevo paradigma de programación donde muchos de los problemas de tiempo no polinómico podrían pasar a polinómico, esto es, resolver problemas que tardarían siglos de computo en unos pocos minutos o segundos (adiós a la criptografía RSA y al bitcoint). Este desarrollo, teórico por el momento, muestra como diseñar un circuito con dos qubit capaz de clasificar cualquier función booleana de n bits. Técnicamente el desarrollo es muy costoso ya que para correr un algoritmo cuántico necesitamos un computador cuántico capaz de hacer uso de las leyes físicas de lo extremadamente pequeño, lo que no impide que ya exista algún ordenador  funcional. La importancia de este tipo de desarrollos toma fuertes tintes filosóficos, sin ir más lejos el matemático Roger Penrose siempre ha defendido que nuestra inteligencia resulta imposible de emular mediante ordenadores clásicos debido a la existencia en nuestras neuronas de los denominados microtúbulos con capacidades similares a las de los qubits. Desde un punto de vista más mundano, la importancia de estos desarrollos puede certificarse al comprobar la importancia que Google  esta dando a esta tecnología, sin olvidar el que el trabajo lo firma junto con Edward Farhi del MIT, Hartmut Neven director de ingeniería en Google.

Facebooktwitterlinkedin